• Julio César Fdez

UN GRAN TRÍPODE DE VIAJE

Actualizado: 26 de sep de 2019


Gracias a Vanguard España por prestarme esta unidad de unos de los trípodes de viaje más punteros calidad precio del mercado en mi opinión por varias razones:


Es un trípode de carbono con lo cual tiene un plus para mi a la hora de preparar el equipo ya que es muy ligero ligero, tan solo 1,35 kg y llega hasta el 1,50m más que suficiente para el común de mortales.

Soporta hasta 8kg, con lo cual tenemos un trípode ligero y robusto a la vez, pero lo más importante es que plegado mide tan solo 26cms, gracias a sus 5 secciones, lo que hace que a nivel portabilidad sea perfecto.


El VEO 2 265CB cuenta con una bolsa de transporte que al igual que el trípode es ligera y robusta, viene confeccionada con un asa muy cómoda gracias a que la parte del hombro es más ancha con lo cual la hace más ergonómica.


Para su apertura, tiene un sistema de giro de la rotula central que hace más fácil prepararlo para la acción y perder el menor tiempo posible para pasar cuanto antes a disfrutar de la fotografía.

Los botones son de muy buena calidad y el sistema de presión funciona a la perfección.



La barra central es extraíble y se puede montar invertida para, por ejemplo, trabajar la fotografía macro.


La rótula de bola que soporta hasta 8Kg, con un tacto muy agradable y un acabado excepcional,se trata de una rótula de bola multiacción, esto quiere decir que tiene tres controles independientes dedicados al bloqueo, al paneo y al control de fricción, la fluidez y el tacto a la hora de trabajar con ella es muy bueno.


La zapata que trae el trípode es compatible con elementos como: otras zapatas, L-plate...ya que es de tipo Arca, cuenta con tornillo de anillo D de ¼ " que ofrece un rápido acople y liberación de la cámara, realmente no use mucho la zapata porque siempre que llevo trípode monto una placa en L.




Las patas de fibra de carbono de 5 secciones vienen con un sistema de giro rápido y avanzado diseño ergonómico para que con un giro de media vuelta pueda extenderse con una mano y bloquear en segundos el trípode a la altura deseada, el gris gracias a la goma es muy bueno y hace que el gesto se desarrolle mucho más rápido.



Lo importante para mi de este trípode y el por qué de su elección es el adaptador de ángulo bajo con el cual pueden hacerse fotografías con ángulos bajos y diferentes, se puede sustituir por la columna central que se quita desplazando el embellecedor de goma y quitando los dos tornillos con una llave Allen incluida con el trípode.




Las patas mantienen los 3 ángulos de apertura común en otros modelos de la marca a 20º, 45º y 80º que garantizan un perfecto posicionamiento y estabilidad en terrenos irregulares, esta estabilidad también la consigue gracias a unos pies de goma en ángulo que hacen que el agarre con el suelo sea perfecto. Los pies de clavo VEO 2 SF son vendidos por separado.





EN RESUMEN


La elección del trípode como herramienta de trabajo depende del tipo de fotografía y equipo que tengamos, en mi caso este Vanguard VEO 2 265 CB es mi compañero ideal de viaje, por peso, ergonomía y versatilidad, por el momento, no necesito más.




© JCPhotography