• Julio César Fdez

Vanguard VEO Active 53, una mochila para la aventura

Actualizado: 24 may



Un post especial para un producto especial, así es, hoy comienzo este post hablando de algo que hace años me parecía interesante, viendo el catálogo en 2020 de Vanguard, la marca de accesorios de fotografía profesional y trípodes que uso, me di cuenta de dos cosas, la primera es que mi mochila de aventura necesitaría un cambio en algún momento y dos, ellos no tenían ningún modelo que pudiera servirme a nivel outdoor.


Por la cabeza se me pasaron dos ideas creativas, una de hace tiempo siempre ha sido diseñar un trípode (todo llegará), y otra que se me vino al no ver una mochila en su catálogo que se amoldará a mis condiciones, crear una mochila o ayudar a crearla.


La primera de momento la tengo parada, pero la segunda me gusto por no tener modelos en catálogo como he comentado, con lo cual me tire a la piscina. Un boceto por aquí, otro por allá, se propuso al departamento adecuado aportando ciertas ideas sobre el producto en si, con ello, con la ideas bastante claras, con la ayuda de mi inestimable Doble J y con el resto de opiniones de otros fotógrafos, que además de mi pudieron aportar, nació la nueva serie VEO Active de Vanguard, mochilas outdoor para fotógrafos profesionales.



Para la concepción de la VEO Active se han tenido en cuenta varios puntos básicos como: comodidad, ergonomía, espacios, con materiales resistentes... y otros varios puntos específicos más adecuados a la vida que se le va a dar a una mochila outdoor: material utilizado, sistema modular, correas de sujeción desmontables, posibilidad de camelback, anillas para colgar materiales, bolsos extensibles, cremalleras exteriores impermeables, parte de arriba extensible para aumentar la carga, arnés desmontable, parte baja de material resistente para posarla, etc.

Teniendo todo esto en cuenta Vanguard, como siempre, ha cuidado el detalle hasta el extremo.


El tejido elegido para la construcción de la mochila es un factor determinante teniendo en cuenta la utilidad de la misma, se ha utilizado cordura de nylon 840D, un material muy resistente a las inclemencias del tiempo y a los desgarros, con cremalleras impermeables, costuras de espiga y dobles de calidad excepcional, así como hilo reflectante en alguna costura para darnos visibilidad en nuestras salidas nocturnas. Es un punto importante la robustez del tejido, dado que por ejemplo en zonas costeras o en zonas de caliza la piedra corta o desgarra las costuras, con lo cual



La mochila esta disponible en dos colores, uno verde y otro gris, y 4 tamaños diferentes, 17, 25, 35 y 45 litros, lo que da muchas opciones para el profesional según su equipo y tipo de trabajo.


En mi caso se trata de la VEO Active 53 de 45 litros en color gris, un tamaño que me va muy bien para poder llevar más equipo a parte del fotográfico, a su vez, mochila tiene un marco de aluminio que hace que la distribución del peso mejore, aunque este al completo, también da rigidez a la parte trasera de la mochila, esto es un plus para mi por resistencia de construcción y distribución de pesos.


El panel trasero viene bien acolchado e incluye almohadillas para la parte inferior de la espalda y los hombros, y un sistema de flujo de aire para una buena transpiración perfecto para los días calurosos y las caminatas.



En la parte superior se encuentra un ampliable para el equipo personal, más material a utilizar o lo que se necesite.


Junto a la mochila se incluyen como accesorios: una bolsa de accesorios con cremallera (para mantener organizadas las tarjetas SD y los cables) y una bolsa de objetivo desmontable para objetivos de hasta 70-200 mm (para tener un objetivo adicional a mano en la correa de la cintura) y el chubasquero a medida para los días de lluvia más duros.


En la parte trasera como en casi todos los modelos de Vanguard esta el típico bolsillo oculto de documentación para la cartera o el pasaporte por ejemplo, que me encanta por ser muy funcional.


Algo a destacar son las correas de los hombros y de la cintura que incluyen bolsillos, muchos de los cuales se expanden cuando se necesitan, ideales para llevar filtros, algún objetivo fijo pequeño, guardar las tapas de los objetivos, llevar la multi-herramienta, linterna, botella de agua, etc.



La versatilidad de poder personalizar y configurar la mochila al gusto de cada fotógrafo se hace presente con las dos correas traseras que permiten colocar un trípode de tamaño completo en la parte trasera, lo que proporciona un equilibrio óptimo en distancias largas. Como alternativa, puedes acoplar un trípode en cualquiera de los laterales de la mochila según necesidades.


La correas al poderse posicionar cómo se requiera en cada momento deja espacios para poder colocar mosquetones y anillas y aprovechar al máximo, si se necesita, esta posibilidad que da la mochila para por ejemplo sesiones de escalada o esquí de travesía.



Entre la multitud de detalles también hay un cable USB que permite llevar un powerbank en el compartimento superior, y conectarlo al dispositivo deseado y cargarlo sobre la marcha, así como otro compartimento para un camelback si se necesitara.



Un aspecto fundamental para mi pasaba por que fuera un sistema modular, es decir con una configuración adaptable a los diferentes equipos de los fotógrafos, y eso pasa por que el sistema interior sea de diferentes tamaños y desmontable.


En este aspecto Vanguard me ha sorprendido dado que la construcción es muy robusta y normalmente otros fabricantes de este tipo de sistemas son muy endebles, blandos o con separadores peor terminados, y en este caso, repito, me ha parecido muy robusto y seguro para transportar el equipo, incluso independientemente que vaya o no dentro de la mochila.

La configuración de la mochila es muy versátil y esto es algo perfecto para cualquier aventura.



En resumen, se ha logrado que la primera serie de mochilas outdoor profesional de Vanguard sean un producto 100% diseñado para su uso, con esto quiero decir que se ha pensado en todo momento en la visión de los fotógrafos profesionales que hacen uso de este tipo de mochila.


Ahora solo queda testear junto con Doble J todo este año y darle caña para ver cómo es su resistencia al paso del tiempo y poder mejorar en un futuro si es posible algún material, compartimento o tejido, todo se verá.





33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo