• Julio César Fdez

Roma, la ciudad eterna.

Actualizado: 17 de jul de 2019


La conocida como "Ciudad Eterna" acoge a todo viajero entre su cultura, historia y sobre todo belleza. Como siempre antes del viaje se plantea la eterna pregunta para todo fotógrafo profesional o amateur: ¿qué me llevo? ¿angulares, fijos, zoom, trípode...? A lo largo de este post iré descubriendo el equipo y el porque de la elección.

A nuestra llegada al aeropuerto Fiumicino y una vez en la estación de Termini tras coger el tren, nos trasladamos al Hotel Sole Roma que al estar al lado del Campo de' Fiori, fue una gran elección para pasear y hacer alguna fotografía nocturna que otra mientras descubrimos la ciudad.


Sony A7II + Samyang AF 35mm f/2.8 a 35mm f/8 ISO200 1/100sg

Como era de esperar por la situación del hotel y mis ganas de descubrir la ciudad nada más hacer el check-in en el hotel la primera decisión fue ir a dar un paseo a reconocer la zona y disfrutar de una buena pizza (la primera que comía en Italia en mi vida) en Da Baffeto 2 y simplemente fue perfecta.

Aprovechando la noche aprovechamos para pasear por las calles adoquinadas hasta llegar al río Tíber gran lugar para realizar la primera fotografía nocturna del viaje, el frío y el viento de la noche romana hizo que la velocidad en la primera excursión nocturna se impusiera sobre el resto.


Sony A7II + TamronSP15-30mm f/2.8 a 30mm f/11 ISO100 5,00sg

Durante esta primera noche disfrutamos de la iluminación del Castillo Sant'Angelo, la plaza San Pedro y la Piazza dei Fiori, un gran primer día dónde fotográficamente hablando la decisión de un gran angular zoom como es el Tamron SP15-30mm f2.8 fue confirmada como ideal.

Roma al ser una ciudad que se patea muy bien, con un equipo ligero y un pequeño trípode de viaje como fue mi caso es más que suficiente para disfrutar del viaje, teniendo en cuenta siempre que no es un viaje fotográfico al uso, si se va a fotos a fotos y si se va de ocio a ocio (pero alguna foto cae jajajaja).

Piazza navona

Es una gran ciudad para fotografiar por la noche por la buena iluminación de los monumentos principales, mi objetivo fotográfico sobre todo era el famoso Coliseo una de las siete maravillas del mundo, he de decir que no defraudo en ningún momento, ni por el día ni por la noche.

Por el día llegamos a media mañana con una luz muy dura sobre el precioso monumento una situación lumínica que no atrae a mucho fotógrafo pero en la cual se puede sacar mucho rendimiento a un objetivo que genera una estrella tan bonita como el Tamron SP15-30mm por la construcción interior que tiene.


Sony A7II + TamronSP15-30mm f/2.8 a 17mm f/20 ISO100 100sg

Una vez vi la dimensión del fabuloso Coliseo ni que decir tiene que mi cabeza solo se lo imaginaba una y otra vez iluminado con lo cual por la noche volvimos de paseo por la zona y disfrutamos una vez más los paseos nocturnos por Roma, por la noche hay mucha menos gente por el frío que hace con lo cual es ideal para disfrutar del monumento, hacer una foto rápida y seguir el paseo.


Sony A7II + TamronSP15-30mm f/2.8 a 17mm f/14 ISO100 6,00sg

Una de las particularidades que más me llamo la atención fueron las calles adoquinadas de la ciudad que hacen que la ciudad respire historia y sobre todo una aire un tanto romántico para disfrutar recorriendo sus rincones.

La zona del barrio Trastevere es una de las mejores zonas para disfrutar de la gastronomía de Roma que no olvidemos que es uno de los puntos fuertes dentro de mi viaje a Roma dado que me fascina la pasta y la pizza.

Trastevere

Una sorpresa me tenía preparada la gran Roma para dejarme sin palabras, caminando sin mapa sin guía y sin destino fijo solo disfrutando de la gente y de la historia de las calles por las que paseábamos, mi mujer en secreto me dirigía a la que seria mi zona preferida por la que pasear tranquila y relajadamente aún llena de turistas, aunque en la época en la que fuimos no había muchos, la magnífica Fontana di Trevi.

Ni que decir tiene que el lugar me fascino y me dejo sin palabras, había pensado muchas veces como fotografías este fantástico lugar, pero como siempre digo primero hay que disfrutar y después ya habrá tiempo para una foto. Aquí es donde la elección de los grandes angulares para este viaje fue la acertada dado que la localización de esta fuente es una plaza diminuta.


Sony A7II + TamronSP15-30mm f/2.8 a 15mm f/3,2 ISO320 15sg


Sony A7II + TamronSP15-30mm f/2.8 a 15mm f/11 ISO100 2,50sg

Llegados a este punto del viaje y sin realizar ni un solo minuto de las famosas colas romanas, decidimos ir a la zona del Vaticano y ver la inmensidad de su arte.

Una vez nos aproximamos ya se puede ver que la pequeña plaza de San Pedro que aparece en la tele no es tan pequeña y cuando llegue a ella me quede alucinado con las dimensiones de la misma.

Soy de llevar muy pocas cosas en la mochila y cuando estaba en la cola flipe con una pareja que en una mini mochila llevaban: Go Pro 5 grabando desde un minitripode, Go Pro 6 grabando desde el suelo, DJI Osmo mobile grabando con la mano, Canon 5D mark III colgada del hombro, Sony A7S grabando a mano... increíble pero cierto, un lugar ideal para fijarse en los detalles mientras se hace cola.


Sony A7II + TamronSP15-30mm f/2.8 a 24mm f/16 ISO250 1/250sg

Una vez pasamos el control de seguridad la idea era subir a la cúpula de San Pedro a ver el atardecer pero a las 16:00h es la última hora para poder subir con lo cual nos quedamos viendo el interior, que me impresionó bastante por las dimensiones, del Vaticano hasta su cierre.


Sony A7II + TamronSP15-30mm f/3.5 a 15mm f/16 ISO400 1/15sg


Sony A7II + TamronSP15-30mm f/2.8 a 15mm f/2,8 ISO400 1/80sg

Salimos del Vaticano y fuimos a pasear por el centro de Roma de nuevo aprovechando la cercanía al casco histórico y la iluminación de los monumentos, así como calles con rincones idílicos para cenar dignos de cualquier película.

Roma

Cómo no podía ser de otra manera con el chasco que me lleve por no poder disfrutar del atardecer en la cúpula de San Pedro fije el objetivo en la Piazza Venezia presidida por el enorme Monumento a Vittorio Emanuele II, que me llamo la atención por sus dimensiones gigantescas, levantado para honrar a la patria después de la la reunificación italiana. y al cual se puede subir para disfrutar de unas vistas increíbles. El precio es de 10€ por persona y subes en ascensor hasta la parte más elevada del monumento.

Las vistas son espectaculares para disfrutar de las dimensiones de la ciudad de Roma, no me defraudo y pude disfrutar de un atardecer precioso sobre Roma, una vez más un gran angular siempre viene muy bien aunque aquí si que eche de menos una focal más larga como un 70-200mm.


Sony A7II + TamronSP15-30mm f/2.8 a 28mm f/11 ISO100 1/100sg

Cuando el sol desapareció fui a ver el monumento preferido de mi mujer, el Panteón de Agripa, y... una vez más a nivel de dimensiones con los muros enormes y sobre todo una cúpula obra de los maravillosos e inteligentes ingenieros romanos que ya quisieran muchos ahora, quede asombrado.


Sony A7II + TamronSP15-30mm f/2.8 a 22mm f/4 ISO200 1/3sg

Es una zona con muchísimo turista y muy concurrida al estar tan céntrica, pero es un placer disfrutar del ambiente que se respira, restaurantes y comercio a su alrededor hacen que se disfrute al máximo de la ciudad.

Al día siguiente nos propusimos subir a la cúpula de San Pedro ahora que ya sabíamos la hora de cierre y así poder ver las vistas desde arriba, una vez pasamos el control de seguridad accedemos a la zona para comprar la entrada dónde hay dos opciones: 8 euros y subes hasta la mitad en ascensor o 10 y subes más arriba y solo quedan 300 y pico escalones.

La subida final se hace por una escalera estrecha y curva,no muy cómoda para la gente alta y no recomendable, según el nivel de turistas, para gente con claustrofobia, eso sí cuando se llega al final las vistas desde arriba son espectaculares para disfrutar de la inmensidad de la ciudad, esta foto es la que quería en un principio porque la he visto muchas veces pero también hay que hacer las fotos famosas propias.


Sony A7II + TamronSP15-30mm f/2.8 a 15mm f/11 ISO100 1/160sg

Algo curioso que nos llamo mucho la atención es que cuando bajas de la zona alta y llegas a una terraza dónde se encuentran los baños, ahí mismo se encuentra una tienda del Vaticano, algo muy llamativo para un amante del marketing como yo, desde esa zona también se pueden apreciar las dimensiones de la cúpula, dependiendo la hora la que se suba la luz arriba es muy dura y hay que tenerlo en cuenta para definir el tipo de fotografía a realizar.


Sony A7II + SamyangAF35mm f/2.8 f/11 ISO100 1/100sg

El río Tíber nos acompañó durante toda nuestra estancia en Roma, desde el primer día con nuestro paseo nocturno, ni que decir tiene que genera un ambiente especial con toda la cantidad de puentes que tiene cruzándolo y con un paseo en la parte baja sobre su orilla, un sin fin de posibilidades fotográficas se abren camino a su paso para jugar con los reflejos, la lluvia, etc, muy recomendable pasear por la orilla en la zona baja no hay tanto turista.


Canon 600D + Canon EF-S 18-55mm f/3,5-5,6 a 55mm f/8 ISO100 1/100sg

Italia es conocida también en gran parte por ser epicentro de la moda y Roma aún sin ser Milán tiene zonas en las que se puede disfrutar de las mejores boutiques de lujo de la ciudad como es la famosa zona de Plaza España, una de las zonas dónde más turismo vimos con mucha diferencia asi como seguridad por los posibles carteristas. Merece la pena subir las escaleras hasta la zona alta para contemplar las vistas de la zona.

Plaza España

Como he comentado con anterioridad la localización de nuestro alojamiento fue clave para este viaje por la cercanía a pie a los puntos céntricos importantes, el mercado que se organiza en el Campo de' Fiori esta lleno de vida a todas las horas del día y de la noche, es una gran lugar para disfrutar de la fotografía en el sentido más amplio de la palabra, retratos, gastronomía, macro... vimos de todo en esta plaza.


Sony A7II + SamyangAF35mm f/2.8 f/11 ISO100 1/125sg

El último día llovía a mares pero eso no hizo que nos detuviéramos en la ultima salida a explorar la ciudad, decidimos ir las famosas Termas de Caracalla, a nuestra llegada y con un día de perros quedamos sorprendidos por las dimensiones que tenía, es un recinto enorme en el que se puede ver el suelo conservado durante siglos al aire libre algo que me pareció espectacular, se mantiene igual, mosaicos geométricos que mantienen todo su esplendor al paso del tiempo.


Sony A7II + SamyangAF35mm f/2.8 f/5.6 ISO125 1/80sg

Ese mismo día entre la lluvia pude disfrutar del gran circo romano y sus enormes dimensiones dado que el resto de los días es una zona en la cual el sol no entra a mi gusto y las veces que habíamos pasado por allí la luz era durísima y por la noche es una zona que no pasamos demasiado por estar poco centrico.


Sony A7II + SamyangAF35mm f/2.8 f/8 ISO100 1/80sg

En definitiva y como conclusión disfrutar de Roma es pasear por sus calles llenas de turistas con un tráfico caótico y con olor a gastronomía italiana mientras disfrutamos de la cultura historia de una ciudad de ensueño y como buen julio cesar nos dejamos muchas muchas cosas que ver así que habrá que volver.

Más fotografías en: www.jcphotodesign.com/roma

Equipo utilizado:

Cámara: Sony A7II

Objetivos: Samyang AF35mm F2.8

Tamron SP15-30mm F2.8

Otros: Adaptador Metabones

Mochila África NG Manfrotto

#Roma #Viajes #Fotografía

© JCPhotography