• Julio César Fdez

PON A DIETA EL EQUIPO FOTOGRÁFICO

Actualizado: jun 1

*Puntualizar que todo lo comentado a continuación se puede seguir en ciertos casos, depende del trabajo realizar.  


En el mundo de la fotografía he podido conocer a muchos profesionales, muchos de ellos con la espalda tocada por el peso de los equipos, por suerte con la aparición de las mirrorless y los objetivos dedicados para dichas cámaras, permiten ir más ligero sin perder calidad, ahora eso ya es posible.


En mi equipo han sucedido varios cambios para aligerar el peso de mi mochila, a continuación daré tres soluciones básicas para salir de casa a disfrutar de la fotografía lo más ligero posible.


1- Solo un objetivo o máximo dos.

Algunos dirán: ¿qué locura esta? es entendible, pero es una decisión propia, cuando se empieza en fotografía solo se tiene un objetivo o si se compra el típico kit fotográfico en promoción, dos. Se empieza con entusiasmo, creciendo día a día y disfrutando con lo que se tiene, teniendo esto en cuenta, con dos objetivos para mi es más que suficiente, el conjunto puede ser por ejemplo entre muchas combinaciones:

  • un fijo y un zoom

  • dos fijos

  • dos zoom

  • un gran angular y un fijo

En mi caso suelen ser dos zoom luminosos ligeros y rápidos, un gran angular para paisaje      (por ejemplo el Tamron 17-28mm F2.8) y un zoom polivalente por si se me olvida el gran angular o solo salgo con un objetivo, el Tamron 28-75mm F2.8, si hago paisaje ese día es tan fácil como hacer una panorámica y listo.



2- Mochila urbana y pequeña/mediana.

En este aspecto si limitamos el espacio nos obligaremos a realizar un trabajo de elección de elementos de una manera más funcional. Un ejemplo practico de ello es:


"Si tenemos un coche pequeño seremos conscientes del espacio limitado que tenemos, sin embargo si tenemos un coche más grande puede que llevemos cosas innecesarias"


Teniendo esto en cuenta casi todas las cosas "innecesarias" son las que aportan peso gramo a gramo en nuestra mochila y como consecuencia a nuestra espalda.

Cuando salgo a disfrutar de la fotografía suelo llevar una mochila comedida como es la Vanguard VEO Select 41B, con un diseño discreto, resistente y cómodo, con un tamaño que hace que piense muy bien que llevar en ella, (ni muy pequeña ni muy grande algo intermedio, 41 litros) no soy de los que lleva equipo por si acaso esto o por si acaso lo otro, hay que planificar el uso del material y resolver las situaciones en caso que no se tenga, eso es lo importante, saber resolver, improvisando o no, pero resolver. 



3- El trípode, ligero y robusto a la vez.


Un buen trípode es indispensable para ciertas fotografías, además en mi caso me fascina parar en alguna localización y poner el trípode para disfrutar de un momento calmado y tranquilo, para simplemente disfrutar de la fotografía.


En mi caso elegiría sin lugar a dudas el Vanguard VEO 2 265 CB, potable, robusto, ligero y de carbono, con rotula de bola para mí comodidad, mi elección era fácil, hasta ahora.

Dependiendo de la localización y el tipo de fotografía, puedo llevar sobre todo cuando salgo por la ciudad, el nuevo Vanguard VEO 3GO 235CB, por varias razones:


La primera de ellas es que es un trípode ultracompacto, se pliega hasta sólo 33cm, la segunda es que pesa tan solo 1100g, la tercera es que es puede convertirse en mono pie una de sus patas, esto es muy útil en aquellas ciudades que no se permite el uso de trípode, la cuarta, algo que me fascina es que al igual que el VEO 2 265 CB, viene con una columna central opcional de ángulo bajo, la quinta y última es que viene con un mini disparador remoto (funciona con una app: Camera360) y un conector de Smartphone que funciona independientemente con o sin trípode.  


"me viene muy bien en mis salidas porque: uno, no es enano, se extiende hasta 136cm, y dos, es robusto, tiene una capacidad de carga máxima de 4kg con lo cual es más que suficiente para mi equipo"



EN RESUMEN


Planificar el equipo es importante siempre, ir ligero permite disfrutar sin tener ningún acompañante indeseado como el dolor de espalda o el dolor lumbar, unos minutos dedicados a pensar que tipo de fotografía queremos hacer serán agradecidos en un futuro por nuestro cuerpo.






© JCPhotography