• Julio César Fdez

FOTOGRAFÍA LA PROVENZA ESPAÑOLA, BRIHUEGA

Miles de fotos lo atestiguan todos los años, la zona de la Alcarria, en Guadalajara, que ofrece un espectáculo a los fotógrafos y turistas a nivel visual y a nivel olfativo en el mes de julio es por excelencia la Provenza Española.



Este año, con lluvias como pocos, estaba claro que era el momento de ir a verlo sobre todo a finales de julio, antes de la recogida de la lavanda, pero las circunstancias de miles de turistas siempre me tira para atrás, cada vez me gustan lo lugares con menos gente, de ahí que sea más de amaneceres que de atardeceres.

Los campos teñidos de violeta de Brihuega durante la floración de la lavanda y los terrenos ondulados atraen a un exceso de gente cada año que supera al anterior, pero me acerque entre semana que hay menos gente.


Hay que tener en cuenta cómo siempre la planificación, en fotografía es muy importante, en este caso la floración de la lavanda de Brihuega que suele darse a mediados y finales del mes de julio, la floración depende del clima que haya habido en primavera, este año ha sido año de bastante agua con lo cual tenia que estar potente, de todas maneras puede consultar el estado de los campos de lavanda en la página oficial de Turismo de Brihuega.


La mejor hora para ver los campos de lavanda es al amanecer y al atardecer, cómo he comentado antes, soy más de amaneceres para cribar a los turistas, pero en esta ocasión fui al atardecer entre semana que hay menos gente.

Para llegar a los campos de lavanda de Brihuega, es muy sencillo, hay dos puntos conocidos para disfrutar de la floración en julio, pero en mi opinión hay unos más fotogénicos que otros por varias razones:

  • la ondulación del terreno y el desnivel

  • la cantidad de árboles

  • partes alejadas con menos gente (fuera de fin de semana)

Para llegar a estos campos, tienes que poner en Google Maps “campos de lavanda GU-925” se puede dejar el coche en un parking que hay junto a los campos de lavanda.

Para llegar a estos campos de lavanda desde Madrid, tomar la autovía A-2 en dirección Torija hasta la salida 73, la CM-2011 y posteriormente la GU-925 que conduce a los campos.


Es una zona donde hay muchas abejas si algún fotógrafo es alérgico tendrá que tener especial atención, aunque están con el tema de la polinización entretenidas, siempre hay alguna que pasa a saludar al visitante. Como siempre digo la planificación es importante, estudiar el terreno con Google Earth en mi caso fue fundamental sobre todo para localizar los arboles de la zona.


En definitiva es una localización extraordinaria para disfrutar de la fotografía de paisaje con un color muy especial y espectacular.


Recomendaciones de material:

Es una zona en la cual realmente se puede ir con material muy variado y disfrutar, en mi caso fui con:






 




© JCPhotography